¿Cómo diferenciar los tipos de lijadoras?

En cuanto a los tipos de lijadoras que existen, dependiendo de su uso y del material que se vaya a pulir o lijar, tenemos los siguientes:

  • Lijadora de Pared: Esta máquina está pensada para lijar paredes en un uso vertical, gracias a su facilidad de manejo y tamaño. También se le conoce como lijadora telescópica o de jirafa.

  • Lijadora Pulidora: Está pensada para las tareas de lijado y pulido, así como para la preparación de superficies antes de pintar o poner papel pintado.
  • Lijadora Roto-orbital: Se recomienda para usar en superficies planas y realiza movimientos girando sobre su eje para conseguir un acabado de gran calidad, incluso en carrocerías de automóviles.

  • Lijadora orbital: se recomienda para un acabado fino en superficies grandes, sobre todo para esos casos donde no se necesita retirar toda la pintura o el barniz. Tiene una base de lijado rectangular y permite un acabado fino.
  • Lijadora delta: a diferencia de las demás lijadoras, permite conseguir un acabado más fino y es ideal en esquinas y bordes, donde otras lijadoras no llegan. Tiene una  base de lijado pequeña y triangular. 
  • Lijadora de mano: Pequeña y sencilla, ideal para proyectos domésticos o para trabajos al detalle en superficies de difícil acceso.
  • Lijadora de tubos: Se emplea normalmente en el lijado de tubos de acero inoxidable. Es su principal uso.
  • Lijadora de banda: Se caracteriza por ser potente y ruidosa. Se sujeta con ambas manos porque pesa entre 4 y 8 kg y levanta bastante polvo, pero es efectiva para grandes trabajos profesionales e industriales.
  • Multilijadora: recuerda por su forma a una plancha para la ropa. Permite lijar superficies grandes y también esquinas, como por ejemplo perfiles y áreas de más difícil acceso.
  • Lijadora excéntrica: con base de lijado circular, permite acabados finos y también es ideal para retirar grandes cantidades de material. A diferencia de las otras lijadoras, se adapta muy bien a las superficies curvas.

Luego, también las encontramos con cable o a batería. Las lijadoras con cable, como te puedes imaginar, son eléctricas y necesitan conectarse a la red para funcionar, pudiendo trabajar sin interrupciones y con más potencia, para trabajos profesionales. La lijadora de batería, por su parte, es ideal para tener una mayor libertad de movimientos, pero tienen menos potencia. Es importante considerar su autonomía antes de comprarla.

¿Te ayudamos a elegir la lijadora perfecta para ti? Cuéntanos para qué uso la necesitas y te asesoramos. 

Todas las soluciones al alcance de los profesionales

La Gama completa para poder realizar cualquier proyecto

Hidrolimpiadoras, Generadores Inverter y Herramientas para Jardín

Soluciones de corte personalizadas

Innovación y Tecnología con equipos de tamaño reducido al 100%

Todas las soluciones profesionales, para los trabajos más exigentes

Una herramienta para cada uso

Encuentra tu producto Stayer

Buscador de productos

Puedes buscar por nombre, referencia, características…