CONTROL DE CALIDAD

El control de la calidad se inicia desde la fase de selección de componentes entre los proveedores que ofrecen mayores record e índices de calidad en el tiempo, y se prolonga a través de las diversas fases de producción, hasta el producto acabado y embalado. En cada fase, se someten a pruebas los distintos componentes, con especial énfasis en los que están sujetos a mayor tensión y esfuerzo en su funcionamiento. Se valora la resistencia al trabajo continuado sin mantenimiento y la durabilidad de cada máquina. Igualmente, se monitorizan las características técnicas de cada máquina mediante la medición continua de elementos tales como la potencia de los motores, la capacidad de perforación sobre todo tipo de materiales, el par de apriete o la potencia de percusión.

Sin embargo, ninguna prueba es más fiable que el control realizado por nuestros técnicos y por colaboradores que aceptan llevar a cabo nuestros test, simplemente sometiéndolas a una utilización extrema en las condiciones de trabajo más duras. Solo tras haber superado dicha prueba Stayer da visto bueno a sus herramientas o, de lo contrario, incorporará las oportunas mejoras en la calidad, funcionalidad o ergonomía.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar