Cómo diferenciar discos abrasivos

Los discos abrasivos cortan o desbastan debido a los granos abrasivos que los componen. Y es gracias al aglutinante que los une entre sí con distinta fuerza, que presentan más o menos dureza, velocidad y profundidad de corte, o capacidad de desbaste.

Por eso, dependiendo de la aplicación que busques, tendrás que elegir el disco que presente las características adecuadas para realizar el corte o desbaste.

Ya sea por la herramienta que vayas a utilizar (amoladora, tronzadora, cortadora de pavimento, cortadora a gasolina o máquina fija); el material que quieras cortar (Inox, hierro, piedra); o la utilidad que le vayas a dar (cortar o desbastar); las particularidades van a ser distintas.

¿Conoces la diferencia entre los discos abrasivos de corte, de desbaste y los discos de láminas? Continúa leyendo para saber escoger el ideal para tu trabajo.

QUÉ VOY A ENCONTRAR A PARTIR DE AQUÍ:

Qué diferencias hay entre un disco abrasivo de corte, de desbaste o de láminas

La diferencia principal entre los discos abrasivos de desbaste, de láminas y de corte está en que los dos primeros sirven para alisar superficies, eliminar cordones de soldadura y desbastar cantos; y los terceros para cortar.

Además, los discos de desbaste tienen un grano abrasivo de mayor tamaño y el centro hundido para favorecer que sean resistentes a la torsión, tengan menos vibraciones y un desgaste homogéneo.

Mientras que los de láminas, están formados por un número de telas abrasivas en función de la aplicación, y su centro suele ser hundido cuando se va a utilizar para desbaste, aunque también existen con centro plano.

Sin embargo, los de corte tienen un grano de menor tamaño, y un centro mucho menos cóncavo o incluso plano.

Centro plano T41
Centro hundido T27 y T42

Por último, añadir que, a la hora de trabajar con ellos, es necesario que los de desbaste y de láminas se coloquen en un ángulo de 20-30° con respecto al material a cortar, y los de corte a 90°. De esta forma el corte será más seguro y con un acabado perfecto.

Ángulo 20-30°
Ángulo 90°

Qué quiere decir el etiquetado de los discos abrasivos

Como mencionamos al principio del artículo, existen discos abrasivos de corte (extrafinos o normales), de desbaste y discos de láminas. Para que no haya confusión a la hora de diferenciarlos, disponen de una etiqueta donde se señalan las particularidades de cada uno.

¿Sabes distinguir cada una de las partes señaladas? Te las iremos explicando.

Etiqueta de un disco abrasivo

Partes-del-etiquetado-de-un-disco-abrasivo
Partes del etiquetado de un disco abrasivo

A: aplicación. Este puede ser para cortar o desbastar INOX (acero inoxidable), hierro o piedra.

B: color de la banda que indica la velocidad de trabajo permitida. Si es de color rojo 80 m/s, si es de color verde 100 m/s.

C: pictogramas de seguridad que advierten sobre los peligros que puede tener su uso, y como protegerse para evitar cualquier accidente.

D: uso autorizado del disco con protección de seguridad.

E: fecha de vencimiento que indican cuando caduca el disco y por tanto, desde cuando no es recomendable usarlo.

F: dimensiones del disco que ayudan a elegir la máquina con la que trabajar. Pueden ir desde los 125 a los 355 mm de diámetro.

G: marco registrado de la empresa productora.

H: número máximo de revoluciones por minuto a la que puede ir (de las 4400 a 13300 rpm).

I: detalles técnicos relacionados con el material abrasivo del que está compuesto el disco, tamaño del grano, dureza del disco, tipo de aglutinante que une los granos abrasivos, y geometría del disco.

Detalles técnicos de un disco abrasivo

Detalles-técnicos-de-un-disco-abrasivo

1. Material del disco: alúmina blanca o corindón blanco (WA), óxido de aluminio y zirconio (Z), óxido de aluminio (A) o carburo de silicio (C).

2. Tamaño del grano:  grueso (20-40), normal (50-60), fino (60-120).

3. Dureza del disco: Es decir, la fuerza de la unión entre el aglutinante y el grano abrasivo, puede ser de grado suave (A-K), grado medio (L-T), grado duro (U-Z). Cuanto más “duro” sea mayor será su vida útil, y cuanto más “blando” sea, mayor será la velocidad de corte. El grado de la mezcla se adecuará a la aplicación que se le vaya a dar.

4. Tipo de aglutinante: de resina sintética-bakelita (B), resina sintética-bakelita reforzada (BF), shellac o epoxi (E), oxicloruro (O), caucho, (R), caucho reforzado (RF), silicato (S) o vitrificado cerámico (V).

5. Geometría del disco: plano T41 (en discos de corte extrafino), centro hundido T42 (en discos de corte de hierro), o centro hundido T27 (en discos de desbaste).

Y bien, llegados a este punto ¿Quieres saber los modelos que tenemos en Stayer? Te los mostraremos a continuación.

Qué modelos tenemos en Stayer

En Stayer disponemos de discos abrasivos de corte normal y extrafino con unos espesores de 2,5/3.0 mm y 1.0/1.9 mm respectivamente; y de desbaste entre 6/ 6,4 y 7mm.

Y también discos de láminas desde 72 hasta 140 telas, compuestos por óxido de aluminio, carburo de silicio o zirconio.

Nuestros discos abarcan unos diámetros de 115/125/150 mm, perfectos para usar con mini amoladoras angulares; de 180/230, para amoladoras grandes; y de 300/350, para tronzadoras y máquinas fijas.

De todos los modelos que ofrecemos, cuál recomendamos

Disco de corte extrafino INOX: para cortar acero inoxidable, aceros de alta resistencia y hierro de fundición. De diámetros de 115, 125 y 230 mm, centro plano (T41) y compuesto de óxido de aluminio y zirconio.

Disco para corte de metal: para cortar metal, hierro y materiales ferrosos. De diámetros de 115, 125, y 230 mm, centro hundido (T42) y compuesto por óxido de aluminio.

disco abrasivo stayer piedra

Disco para corte de piedra: para cortar piedra y materiales de construcción. De diámetros de 115 y 230 mm, centro hundido (T42) y compuesto por Carburo de Silicio.

disco abrasivo stayer plantinum

Disco para desbaste de metal: para desbastar hierro y materiales ferrosos. De diámetros de 115, 125 y 230 mm, con centro hundido (T27) y compuesto por óxido de aluminio.

Disco de láminas Pro-cer: para desbastar todo tipo de aceros, cordones de soldadura, rebaba metálica y operaciones de acabado y pulido. De 115 y 125 mm de diámetro, 90 láminas para un acabado de alta calidad y alto rendimiento; y compuesto por óxido de aluminio y zirconio.

Si los discos abrasivos de desbaste y de láminas tienen funciones parecidas, cuál debes elegir

Como has podido observar, los discos de desbaste y de láminas tienen funciones parecidas, pero ¿qué les hace distintos? Que la composición que tienen cada uno es diferente y, por tanto, el acabado que dejan no es igual.

Los discos de desbaste son ideales cuando no necesitas un acabado fino y preciso, y los discos de láminas si quieres un acabado mucho más perfecto.

A día de hoy, la tendencia en el mercado es que los discos de láminas vayan sustituyendo a los discos de desbaste convencionales. Hasta entonces, lo idóneo es utilizar los discos de desbaste para un desbaste duro, y los discos de láminas para operaciones de acabado.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *

Todas las soluciones al alcance de los profesionales

La Gama completa para poder realizar cualquier proyecto

Hidrolimpiadoras, Generadores Inverter y Herramientas para Jardín

Soluciones de corte personalizadas

Innovación y Tecnología con equipos de tamaño reducido al 100%

Todas las soluciones profesionales, para los trabajos más exigentes

Una herramienta para cada uso

Encuentra tu producto Stayer

Buscador de productos

Puedes buscar por nombre, referencia, características…