¿Qué es un compresor de aire?

El uso de un compresor de aire va más allá que inflar las ruedas de una bicicleta o de un automóvil. Lo cierto, es que aunque es un elemento imprescindible para el transporte, tiene muchos más usos:

Un compresor de aire es una máquina que permite tomar el aire del ambiente para almacenarlo y comprimirlo dentro de un tanque. Luego, se emplea para darle potencia a otras herramientas o realizar diversas tareas como hinchar.

Conocer su funcionamiento es fundamental para aprender a manejarlo:

  • El cilindro con pistón es impulsado por un motor eléctrico
  • El aire se guarda en un tanque o calderín 
  • Luego se libera por un tubo flexible y con un presostato se controla la presión con la que saldrá, con un manómetro en su extremo

Está pensado para utilizarse en distintas tareas de bricolaje: limpiar, pintura, hinchar neumáticos, etc. Todo ello se consigue regulando la presión del aire de acuerdo a la potencia necesaria para realizar la actividad.

Además, resulta compacto, fácil de transportar y ligero. Con un interruptor on-off que te permitirá ponerlo en marcha a golpe de botón.

Pero, ¿cómo saber qué comprensor de aire comprar? Tenemos diferentes tipos de compresores: los de compresión de desplazamiento positivo y compresión dinámica

Tipos de compresores de aire

Los compresores de desplazamiento positivo cuentan con una cavidad para que entre el volumen de aire a presión atmosférica hasta la máquina. La cámara se vuelve más pequeña y aumenta la presión. Dentro de este tipo encontramos:

  • Compresores de pistón o alternativos: incorporan múltiples etapas de compresión hasta alcanzar la presión que se desea, por lo que son perfectos para aplicaciones de alta presión. 
  • Compresores scroll de doble rotor: funciona de tal forma que el aire queda atrapado y sellado. Al girar los rotores, el aire fluye y la presión aumenta para que el aire entre en la cámara de compresión.
  • Compresores de tornillo rotativo de un solo rotor: cuenta con un solo rotor en forma de espiral que oscila contra otra fija y, a medida que se mueve, la cavidad atrapa el aire y se hace más pequeña. Esto hace aumentar la presión.

En cuanto a los compresores dinámicos, son más frecuentes en los vuelos motorizados. En este tipo, el aumento de presión se consigue al acelerar el aire usando un impulsor. Luego, se desacelera en un movimiento rápido para transferir energía cinética a presión.  

Encuentra el compresor de aire ideal en Stayer. Si no sabes cuál elegir, pregúntanos. ¡Te ayudamos! 

Todas las soluciones al alcance de los profesionales

La Gama completa para poder realizar cualquier proyecto

Hidrolimpiadoras, Generadores Inverter y Herramientas para Jardín

Soluciones de corte personalizadas

Innovación y Tecnología con equipos de tamaño reducido al 100%

Todas las soluciones profesionales, para los trabajos más exigentes

Una herramienta para cada uso

Encuentra tu producto Stayer

Buscador de productos

Puedes buscar por nombre, referencia, características…