¿Qué es una broca?

Una broca es una herramienta metálica de corte que permite hacer agujeros circulares en distintos materiales: hormigón, piedra, yeso, madera, metal, etc. Para ello, se introduce en una herramienta como un taladro u otra máquina afín.  

¿Para qué sirve una broca?

Las brocas son una de las herramientas más utilizadas, tanto por profesionales como por personas con menos experiencia, a la hora de realizar cualquier tipo de reforma doméstica o trabajo en casa, y es que, las brocas son especialmente útiles a la hora de perforar o de hacer un agujero en la superficie a tratar. Por ejemplo, para fijar objetos en la pared como muebles, espejos o cuadros.

En cuanto a sus tipos, nos encontramos con dos tipos más comunes: brocas estándar para paredes, madera y para metal o acero, aunque también existen otros tipos de broca más especializados, por ejemplo, para taladrar cerámica o gres porcelánico.

¿Cómo usar una broca?

Se utiliza de manera sencilla. Basta con introducir la broca en la punta del taladro de manera perpendicular a la superficie y ajustarla. En el momento en el que quede bien colocada, se sentirá firme y estará lista para usar. 

La primera vez, es recomendable que la uses a baja velocidad, hasta que veas cómo funciona y cómo responde el material a trabajar. También es importante que tomes todas las medidas de seguridad, como por ejemplo no colocar los dedos cerca de la broca, sobre todo en aquellos casos en los que no se cuenta con experiencia previa con taladros eléctricos.

Por otro lado, recuerda mantener una velocidad constante y no aplicar excesiva fuerza, dado que podrías romper la broca. Y por último, pero no por ello, menos importante, asegúrate de que utilizas siempre la broca adecuada en función del material que quieres taladrar. 

¿Qué tener en cuenta al elegir una broca?

Lo primero a considerar, es el tipo de material a cortar, porque debemos elegir la broca según la dureza del material y la velocidad de giro que necesitamos para que la tarea sea eficaz y no se rompa.

¿Qué ocurre si elegimos una broca incorrecta?

Si no utilizamos la broca correcta para el corte, veremos que tardamos más tiempo en hacer la perforación. También se puede romper, haciendo que nos suponga un sobrecoste que se podría haber evitado con esta información que transmitimos en Stayer.

¿Cómo se clasifican las brocas?

Principalmente, las brocas se clasifican en función de su tamaño y del tipo de material a trabajar. Es por ello, que actualmente en el mercado el usuario puede encontrar brocas para materiales como madera, metal, concreto y muchos otros. 

¿Es necesario lubricar la broca?

Lo cierto, es que para resultados más óptimos se aconseja lubricar la broca antes de usarla. Se puede lubricar con aceite o con aguarrás, que además favorece a una correcta limpieza.

¿Se puede quemar una broca?

Esta puede ser otra de tus preocupaciones a la hora de trabajar correctamente con brocas y taladros. Y es que, el roce de los metales produce fricción, que a su vez genera un calor que puede quemar la broca y dañar el filo, haciendo que deje de cortar bien. Por esta razón se aconseja no superar la velocidad máxima de corte que indique el fabricante y reponerlas cuando la punta esté plana o deformada.

¿Te ha quedado alguna duda sobre la elección de la broca? No dudes en preguntarnos si necesitas ayuda en los accesorios para taladro.

Todas las soluciones al alcance de los profesionales

La Gama completa para poder realizar cualquier proyecto

Hidrolimpiadoras, Generadores Inverter y Herramientas para Jardín

Soluciones de corte personalizadas

Innovación y Tecnología con equipos de tamaño reducido al 100%

Todas las soluciones profesionales, para los trabajos más exigentes

Una herramienta para cada uso

Encuentra tu producto Stayer

Buscador de productos

Puedes buscar por nombre, referencia, características…