¿Cómo elegir una hidrolimpiadora?

La elección de la máquina hidrolimpiadora vendrá determinada en cada caso por la potencia necesaria para el tipo de trabajo a realizar: 

Por ejemplo, si vas a enfrentarte a la limpieza de superficies duras o muy sucias, como una pared de piedra ennegrecida o un suelo lleno de pintura, necesitas una hidrolimpiadora potente de a partir de 140 bares de presión, mientras que para la limpieza de mobiliario, objetos o vehículos ya sean coches o bicicletas necesitarás menos presión, con 110 bares, tendrás suficiente.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de obtener la eficacia deseada en el trabajo es el caudal de agua, es decir, capacidad de arrastre de la suciedad. Por tanto, a más caudal de agua, mayor eficacia o profundidad en la limpieza y más rápida será esta, sobre todo si se hace con agua caliente.

Recomendación: Prueba nuestra HLC2000 Stayer con su cómoda manguera de 5 metros de alta presión y su novedoso control de regulación del canal de agua

¡Te sorprenderá!

Algunas de las ventajas de las hidrolimpiadoras es que son muy fáciles de manejar (siempre siguiendo las medidas básicas de seguridad) por cualquier usuario, ya sea profesional o aficionado.

Todas las soluciones al alcance de los profesionales

La Gama completa para poder realizar cualquier proyecto

Hidrolimpiadoras, Generadores Inverter y Herramientas para Jardín

Soluciones de corte personalizadas

Innovación y Tecnología con equipos de tamaño reducido al 100%

Todas las soluciones profesionales, para los trabajos más exigentes

Una herramienta para cada uso

Encuentra tu producto Stayer

Buscador de productos

Puedes buscar por nombre, referencia, características…